Skip to Main Content
It looks like you're using Internet Explorer 11 or older. This website works best with modern browsers such as the latest versions of Chrome, Firefox, Safari, and Edge. If you continue with this browser, you may see unexpected results.
library banner

Día de los Muertos Español

Calaveras

Gran parte de la justificación para reclamar antecedentes precolombinos se deriva de una iconografía mesoamericana tan antigua, con su innegable plétora de calaveras y esqueletos, que corresponde a la presencia igualmente abundante de motivos similares durante el Día de Muertos en la actualidad. Luego, también, los mexicas, como los mexicanos contemporáneos, incorporaban dulces antropomórficos en sus ceremonias religiosas. Durante todo el año ritual, los mexicas fabricaban imágenes de madera, que cubrían con tzoalli, o masa de semillas de amaranto, de forma humana. Las imágenes, en general representativas de deidades, se distribuían para el consumo entre determinadas clases sociales. Por supuesto, ha sido tentador para los eruditos interpretar estos tzoalli como antiguos precursores de los panes especiales conocidos como pan de muerto, así como de las calaveras de azúcar que se venden a fines de octubre y principios de noviembre en México actual. 

Sin embargo, es importante refinar nuestras comparaciones y reconocer las distinciones críticas entre las calaveras y los esqueletos antiguos y contemporáneos. Por un lado, las calaveras de hoy tienden a ser dulces de azúcar decorados humorísticamente que llevan los nombres de amigos y familiares vivos a quienes se las dan como regalos. Ninguna ceremonia mexicana contemporánea de la muerte utiliza un cráneo humano real. Por otro lado, los mexicas utilizaron calaveras reales como motivos decorativos. Aunque estos podrían estar adornados con ojos, narices u otros rasgos hechos de piedra semipreciosa, la base de la estatuaria era hueso real. Los dulces antropomórficos como tzoalli, por otro lado, representaban seres sobrenaturales y completos, no humanos vivos. Además, estas figuras tenían una intención seria y, hasta donde sabemos, completamente desprovistas del carácter juguetón que caracteriza a los dulces contemporáneos del Día de Muertos. De hecho, no hay evidencia de que el culto mexica a la muerte se aproximaba ni remotamente al tono humorístico que caracteriza al Día de Muertos tal como lo conocemos. 

de Encyclopedia of Mexico: History, Society & Culture

Debes acceder en campus o tener una identificación de DU para acceder fuera del campus 

Haz tus propias Calaveras de Azucar en casa

La Calavera Catrina

Posada2.Catrina.jpegPor José Guadalupe Posada - ArtDaily.org, Dominio público, Enlace 

 

El ilustrador mexicano José Guadalupe Posada "es quizás mejor conocido por sus esqueléticos personajes disfrazados o calaveras. Los utilizó como vehículo para la sátira política y social, como en Calavera las bicicletas (1889-1895), donde criticaba lo que veía como una obsesión con el progreso. El clero, los revolucionarios y los pasatiempos mexicanos también fueron atacados (ver fig.). Estos grabados de calavera personificaban la originalidad y caracterización de Posada y anticiparon la pintura mural mexicana de los años 1920 y 1930”. --Grove Art Online 

Parte de la crítica de Posada a la sociedad mexicana de la época se puede ver en la figura de La Catrina, creada en 1913 y originalmente llamada "La Calavera Garbancera". Garbanceros era el nombre que se le daba a los de origen indígena que decían ser europeos; en otras palabras, aquellos que repudiaban su cultura". --Google Arts & Culture